Blogia
volandovengo
Prueba Amazon Prime 30 días gratis

Poesía entre las seis cuerdas

Poesía entre las seis cuerdas

Flamenco viene del sur

 

A voz de pronto, encuentro tres razones poderosas para ver a Miguel Ángel Cortés y su “Bordón de trapo”. La primera y más importante es porque “Bordón” es un gran trabajo reconocido y aplaudido en gran parte del mundo, premiado en la revista on-line DeFlamenco.com por votación popular (15.000 encuestas recibidas). En segundo lugar podemos decir que Miguel Ángel está en un buen momento, su toque es exclusivo y es uno de nuestros flamencos más exportables. Prueba de ello es que los artistas más venerados del panorama nacional, como Arcángel, Esperanza Fernández o Carmen Linares, lo solicitan para que toque a su lado. Y por último, y no menos importante, diremos que Cortés es un hijo de Granada, que se entrega sin condiciones a su tierra, que aquí suena como en ningún sitio.

Por qué entonces tan poca expectación, por qué el teatro de tan vacío tenía eco, por qué ni siquiera los mismos flamencos, tan sólo un honroso puñado de ellos, que se cuentan con las manos, acudieron a arroparlo. Poco más de cien personas nos reunimos el lunes en el José Tamayo de la Chana para saborear a un Miguel ángel Cortés inmenso.

Encuentro igualmente alguna razón para este absentismo. Puede que, al presentar este mismo programa hace unos meses en el Isabel la Católica, los que lo vieron no quisieran repetir. Pero si allí nos quejábamos de lo mismo, de la poca asistencia, del escaso apoyo. Puede que al coincidir con San José, algunos posibles espectadores hayan optado por celebrar el día del padre de otra forma… No sé. Es un poco vergonzoso. Es un poco el análisis de Curro Albayzín: “Qué vamos a esperar de una tierra que emboveda sus ríos y mata a sus poetas”.

Cortés, como digo, sobreponiéndose a cualquier contradicción, estuvo como nunca, hiló fino e hizo filigranas mientras Daniel Méndez le sujetaba la madeja. Un buen concierto. Una labor minuciosa de taracea en que todas sus piezas encajan hermosamente hasta componer el mosaico de un trabajo de culto.

El disco sonó íntegro, empezando por la apasionada granaína y terminando por los sugerentes tangos. Estos dos temas granadinos constituyen unas de las piezas más ricas de todo el abanico flamenco. Riqueza que se engrandece en las manos de nuestros tocaores. Léase Habichuela, Cortés, Ochando o Luis Mariano. El estudio, la técnica y la reverencia conforman las granaínas. Con seda andalusí se tejen los tangos de Granada.

El cajón de Joselito siempre está en su sitio. Su compás se hace imprescindible en la fiesta, donde echamos en falta las palmas o la voz de Esperanza. Miguel Ángel domina la seguiriya y la soleá, pero sorprende por la exactitud de sus propuestas, por su dulzura concentrada, por su valentía, en las bulerías, alegrías o tanguillos.

Un concierto importante. Un artista en su espléndida madurez. Unos acompañantes de lujo. Un momento único. Quien no estuvo presente, simplemente se perdió una de las veladas clave de esta temporada.

 

7 comentarios

volandovengo -

No te lamentes Isidoro, tu comentario es muy acertado. Ojala todo el mundo se pronunciase de una u otra forma.

Isidoro -

Ha sido un impuldo nada más, quizás hay que dejar este espacio para los comentarios del artículo sobre Miguel Angel Cortés.
Saludos

volandovengo -

Isidoro, no sé a quien le correspondería, pero podíamos hacer un senso de los flamencos granadinos y trasparentar de alguna forma sus apuestas públicas para poder apreciarlos.
Cuti, iré informando periódicamente. Si te interesa algo, házmelo saber, pues yo en principio voy a todo.

Cuti -

Gracias por el ofrecimiento, que encantada aceptaré. Espero tu información. Gracias

Isidoro -

Siento no haber podido ir, quedé con un buen amigo y guitarrista granadino para ir al José Tamayo, pero tengo más obligaciones de lo que aparento. Tenía ganas de oirlo, siento de corazón no haber podido cumplir con mi propio compromiso. Graná es tierra, yo lo defiendo siempre, de los mejores artistas en todas las especialidades: baile, cante y cómo no de toque, aunque incluso aquellos que tienen la pluma de la crítica-comentario no se acuerden de todos ellos. Quizás bastaría con hacer una pequeña mención. Porque hay más de los que "a-parecen" y no lo digo por tí Jorge.

volandovengo -

A ver si informo en estas páginas de lo que se avecina en flamenco (como hacía este verano) para que estéis informados.
Cuando quieras, podemos ir juntos y aprendemos algo más.

Cuti -

En mi caso es por falta de información, de tiempo para enterarme de todo, por desconocimiento de los grandes del flamenco ahora, aunque gracias a ti voy aprendiendo algo y la próxima vez siempre espero no faltar. Un abrazo