Blogia
volandovengo
Chollo del día - Gorra Adidas 9,99 € 15 € -33%

Con la mafia me he topado

No hace mucho tiempo Jesús Lens denunciaba en su blog que había recibido la amenaza de un latin king por un artículo (objetivo, me consta) sobre estas bandas de descerebrados, que había vertido días atrás en su bitácora. Todos nos extrañamos de que este individuo supiera leer y, a duras penas, escribir para lanzar esta arenga cargada de odio y de faltas de ortografía. Pero lo que más nos sorprendió es que ocurran estas cosas en un país civilizado (¿?) y democrático (¿?), donde se supone que prevalece el estado de derecho y la libre expresión (artículo 20 de la Constitución Española).

Ahora, a mi amigo Hueso, le doy un nuevo apunte para profundizar en el mundo sin ley en el que parece que vivimos, en la novela negra que nos encontramos al voltear cada esquina.

Sin ir más lejos, ayer entré en el teatro Isabel la Católica para asistir al quinto día del VII Festival Flamenco de Otoño de Granada (como vengo haciendo desde que comenzaron estos Encuentros y hacer mi crítica para el diario). En la puerta me interceptó su organizador, Manuel José Villegas (del grupo Totalísimo) (flamenkito punto com, para entendernos), y me preguntó si yo era del periódico Granada Hoy, sin pensarlo dije sí (pues la pregunta era fácil de responder) y acompañé mi afirmación con una sonrisa de merecimiento (ya pensaba que iba a felicitarme por mi puntual entrega y profesionalidad).

Pues te agradecería que desde mañana y, si puede ser desde hoy mismo, no vuelvas por el festival, puesto que aquí no eres bien recibido, me lanzó a bocajarro y sin anestesia previa.

Mi sonrisa de satisfacción se fue idiotizando por momentos hasta rozar la impotente indignidad.

Así que me di la vuelta y me fui con el teléfono en mano para denunciar el hecho o por lo menos aclarar el porqué de este acto facistoide y anticonstitucional (artículo 20, repito). Era un atentado contra mi persona, contra el deber de informar del periódico, sobre el derecho a ser informados de los usuarios y de la necesidad de los actuantes, de una manera u otra, a ser evaluados, a que se hable de ellos.

Llamé al diario que, como es lógico, le resultó intolerante y comenzó a mover cimientos (hasta tambalear la estructura). Se lo comenté a mi colega, Juan Pinilla, del diario La Opinión que iba a cubrir el espectáculo como yo. Él denuncia también la machada en su periódico.

Esta mañana, con las aguas relativamente en calma, me llamó personalmente el concejal de Cultura del Ayuntamiento de Granada, Juan García Montero (hermano de nuestro ínclito poeta), para pedirme esxcusas (que yo puedo entrar al tearo cuando quiera y, es preciso, sentarme en su palco, "a ver si tienen huevos de echarte"); me llamó mi periódico para infundirme ánimo, que todos están conmigo, que haga mi trabajo sin preocuparme por nada, que el sábado tengo una columna para resarcirme, etc.; y me llamó el tal Villegas para excusarse igualmente, pero por imperativo legal (se notaba en su voz) (que si por él fuera mis piernas peligraban).

Lo que pasa es lo de siempre: hace más daño la palabra que la espada. ¿Qué es lo primero que ocurre cuando alguien usurpa el poder en un país tras un golpe de estado, una revolución, una invasión, unas elecciones poco limpias, etcétera? Muy fácil: quemar los libros, fiscalizar los focos de información e, incluso, eliminar a los escritores y pensadores, poetas y periodistas.

Lo mejor para dominar a todo un país es pensar por ellos. Pan y circo. Iglesia y fútbol. Tele basura y política ficción. ¿Os suena?

7 comentarios

lauzier -

Además de mi apoyo, dejo aquí mi estupefacción; pensaba que ya no ocurrían estas cosas. Qué barbaridad, diosss.

volandovengo -

Gracias Raúl, Bukanero, Besucona, por vuestras palabras de aliento. Creo que, como vosotros, a la verdad desnuda no se le puede frenar con bravuconerías. Ya las aguas se ham calmado y este acontecimiento roza exclusivamente lo anecdótico, aunque sería de ley que conllevara consecuencias políticas y más cuando Bescona expone lo que de tapadillo se sabe.

Besucona -

Pocos opinan aqui en Granada con la lealtad que Tú lo haces,siendo Tú mismo, sin dejarte llevar por los mamoneos y compromisos de los que te quieran ó pretendan coaccionar tu libertad de expresión,que no son pocos.Tienes todo mi apoyo incondicional y me gustaria que todos reflejaran sus opiniones con la sinceridad que lo vienes haciendo siempre y desde el cariño que le profesas a este ARTE.Y decirle al organizador del VII festival de otoño 2006 que se le ha visto bastante el plumero,aprovechandose que es Él,el organizador de dicho festival,ha puesto en cartel artistas de su agencia repetidamente,dentro del mismo festival de este año;como si en Granada nó hubiera otros artistas con la misma ó mejor talla de los que ha llevado y aprovechando que el Pisuerga pasa por el Esla,promociono gratuitamente y las veces que hagan falta a los artistas de su agencia.De esta manera funciona casi todo.!QUE PENA!.Está visto y comprobado que en esta más vale caer en gracia ú otras cosas....que ser graciosos.Jorge eres un gran profesional,sigue siempre en tu linea.Estas son las cosas que ocurren en esta bendita Granada.

bukanero -

Me consta tu calidad de opinión, y tu libertad y sinceridad a la hora de escribir, siempre desde el mas absoluto respeto, porque pocos como tu aman este mundillo. Esas actitudes no hacen justicia a tu esfuerzo, o no te entienden o no te quieren entender.
Mi apoyo incondicional compañero, ánimo.

Raúl Comba -

Jorge, que barbaridad que a estas alturas nos pase estas cosas. Que escandalo. No cabe más que, felicitarte por tu calidad humana y profesional.
Un abrazo
Raúl Comba

volandovengo -

David, por suerte fue más el ruido que las nueces. Así que anoche volví al lugar del crímen. Mañana sale la crítica.
Gracias por tu apoyo.

david -

Jorge, recibe mi absoluto e incondicional apoyo a tu trabajo y persona. Así mismo, como a tu derecho a informar y formar a todos los que deseamos leerte y saber del flamenco en Granada. Gracias por tu excelente análisis informativo. Un fuerte abrazo. David “Zaafra”